Bienvenidos a este mi intento de decir en letras lo que no siempre puedo decir en palabras







Deje su mensaje, para saber que ha estado, para saber que ha leido, para saber si le ha gustado... Su opinion me es muy apreciada





























viernes, 27 de enero de 2012

Vida


Suelo no guardar la correspondencia por mas de 4 o 5 días. Pero si, guardo la sensación... lo que la palabra me ha dejado en el corazón o en la mente... Recuerdo que te había escrito pidiendo una respuesta, y tu contestación fue esquiva,  estabas enferma, yo... guardé la sensación de una gripe y así te lo he dicho.


Hoy escribo, por la cantidad de sensaciones y cosas que me van quemando por dentro y que convertidas en palabras, las vuelco en un papel para sacarlas de adentro y guardarlas en la memoria de los demás, que es una forma de continuar existiendo.

A veces, solo por momentos, logro guardar mis palabras en forma de versos en el corazón de mis lectores, es una forma de amar, en silencio.

Es, mi forma de derrotarte, señora del silencio… y de la nada…

En esta máquina de contar, donde todo se puede, donde todo se siente, aún en el insondable pasado de espera, sobre el papel en blanco, cuando las musas permanecen en un rincón, durmiendo sobre mis ideas…te escribo, amiga mía… tu, que has estado esperándome desde el momento mismo de mi nacimiento… agazapada en un rincón… anunciando tu presencia….

Yo, tratando de ignorarte, intentando conjugar el verbo "ser" que de ti me libertara…Tu, pacientemente esperando, sabiendo que al final la victoria será tuya. Tu, que estás en todo lugar, en el cielo, en el mar, en el campo de batalla. Tu, que llegas al que no te espera… que te niegas al que te reclama. Yo, que te he visto en el rostro del torturador, en la lágrima de la parturienta, en la sonrisa del inocente. He visto a gente trabajar para tu cosecha, despreciando la macabra realidad que al final también al matador te lo llevas y en la fosa, todos los esqueletos son iguales…

Roberto

7 comentarios:

Lara dijo...

Al menos la vida es lo suficientemente agradecida para haber dado la idea del regreso a este mágico mundo de contar.
Me produce gran alegría volver a leerte, Roberto. Escribirle a la vida es darle alas para que nos de tiempo a leerla.
Como siempre dices muy bien lo que dices, amigo.

Un abrazo muy grande.
Lara.

Roberto Learsi dijo...

Es el calor de tu cariño y amistad lo que da vida...
La verdad es que a medida que el tiempo pasa, se van agotando las palabras, para dejar paso al silencio, ¿Será que el dolor amengua,? y... ¿por eso el componente mas importante que compone mi canto, por momentos se acalla?

Gracias, especialmente por el abrazo.
Roberto

Old Tree dijo...

Ay! yo no tengo palabras.
No se dejan tocar y en cuanto las rozo se desvanecen, cómo lluvia ligera, que cae suave e intermitente sobre el asfalto de la nada.

Un abrazo.
Old

NeweN dijo...

Finalmente, lo que puede dar sentido a la muerte, es justamente el título de tu poema, la vida. Ese misterio que tantos se esfuerzan por arrancarle a otros, en vez de adentrarse en su propio misterio, con mucha valentía, por cierto, pues no es fácil ser consecuente con lo vivido.

Anónimo dijo...

Un placer leerle Roberto.-Letras entrelazadas en el nudo de todas las emociones.
Gracias por invitarnos a ser cómplices de este maravilloso lugar.

RHCastro.-

Lola Rubio dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Lola Rubio dijo...

¿Cómo seré?

¿Cómo seré cuando la escarcha
Se pose en mis ojos vacíos?
Cuando las ramas atraviesen
mi helado cuerpo
cuando quede nada de lo que
fui.
Cuando ya no sea yo, sólo
polvo en el viento.